Muchas de las páginas web que nos encontramos en la red se hicieron en su día y así se quedaron, nadie las tocó jamás. En ocasiones se cree que una página con un diseño web agradable, que ponga nuestra dirección y nuestro teléfono y que esté colgada para que se pueda ver en internet es suficiente.

La página web no es para nosotros, es para que la vean los demás.

Esta sería la primera razón por la que se debe actualizar la web. Algunas otras razones serían:

Contenido.

¿Qué busca la gente cuando entra en nuestra web? ¿Qué ofrecemos a aquellos que llegan hasta nuestra web? ¿Y qué sucede una vez qué están dentro? Si no hay nada nuevo ¿para que voy a entrar si ya la he visto?

Información útil.

Si no se actualiza el contenido de la página web es muy probable que tengamos algo que ha caducado o que está desactualizado. Esto suele dar una imagen de dejadez y hace perder interés al público. No interesa algo que se queda obsoleto.

Posicionamiento.

Aparecer en lo más alto de los buscadores es algo que atrae a todo el mundo, pero ser el número uno no es eterno, subir es complicado, pero permanecer más. El posicionamiento en buscadores como Google se consigue con contenido de interés y nuevo.

Ser consecuente.

Es muy importante para una empresa o persona su reputación y todo el mundo tiene claro que imagen quiere dar de sí mismo. La imagen y los valores que se muestran deben quedar claros en todos los ámbitos y por supuesto ser consecuente y que coincidan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies