José Moñú es pintor y se dedica principalmente a hacer retratos. Vive a caballo entre Zaragoza y Berlín.

Ana Maorad en su entrevista nos recomendó hablar con Moñú por su arte a la hora de pintar.

¿Cómo empezaste en el mundo de la pintura?

Yo pintaba para mí, nunca pensé que mis cuadros se pudieran vender, pintaba por pura diversión. Iba a pintar al estudio del pintor Eduardo Lozano y como ahí la gente se presentaba a concursos, pues me presenté a un concurso. Me seleccionaron el cuadro y ahí un galerista de Madrid, Fernando Latorre, se interesó por mi cuadro y se puso en contacto conmigo.

¿Y qué pasó a partir de ese momento?

Yo estaba trabajando de repartidor y me llamó Fernando Latorre y me dijo que quería visitar mi estudio. Cuando vino, vino acompañado con su mujer, los dos muy elegantes, y vieron bastantes cuadros y dijeron “nos gusta es este cuadro, queremos que pintes así”. Yo les dije que cuando pinté ese cuadro estaba muy enfadado y su mujer me dijo que hiciera lo que fuese pero que pintara de esa manera. En un principio iba a hacer una exposición colectiva con gente joven, pero Fernando me dio dinero para material de obra muy grande, dos metros, y como el resultado fue muy bueno en vez de hacer la exposición colectiva, hice una individual y me fichó para su galería.

¿Realmente necesitas estar enfadado para pintar?

No, generalmente tengo que estar supercontento pero bueno, enfadado también pinto bien.

¿Cuándo comenzó tu interés por la pintura?

De pequeño nunca había tenido interés por el dibujo o la pintura. Mi interés hacia la pintura surge en el año 2000. Pintaba a mis amigos y poco a poco me empezó a gustar la pintura. Aunque es en 2007 cuando empieza todo. Espero no tener que colgar los pinceles, no me veo haciendo otra cosa.

¿Qué es lo que más te gusta de la pintura?

Que sólo te necesitas a ti mismo.

¿Qué te diferencia de otros pintores?

La única diferencia entre otro pintor y yo es que yo no soy pintor.

¿Y alguna diferencia más?

Igual que pinto con el corazón. Mi pintura se basa mucho en la insistencia. Cuando tengo el cuadro perfecto salgo corriendo para no tocarlo.

¿Cómo son tus cuadros?

Pinto lo humano. Lo que más pinto es retratos, en cierto modo, es mi especialidad. No me fijo en nada, son personas que me invento. Hace tiempo retrataba a personas, ahora ya no. Es curioso que pintando sólo un rostro o una parte del cuerpo puedan aparecer sentimientos o que se refleje una historia. En mis cuadros hay poco elementos.  Empiezo a pintar y una mancha me lleva a otra. Soy como muy impulsivo pintando y puedo llevar una idea semi predeterminada y en el último instante doy un giro total y cambia todo el cuadro. Si el resultado es estupendo me quedo con él.

¿Qué materiales usas?

Principalmente acrílico. Siempre he sido muy matérico y cuando estuve en Berlín me dijeron que gastara menos pintura y cogí más técnica. Pero ahora parece ser que se lleva usar toda la pintura, entonces vuelvo a ser muy matérico. Tengo cuadros muy ligeros y otros de hasta 40 kg.

¿Cuántos cuadros haces al año?

Pinto más o menos 50 cuadros al año. Voy a mi ritmo, no me gusta casarme con nadie.

¿Cuándo sueles pintar?

Me pongo horarios porque llega un momento que se necesita cierta disciplina, pero va por etapas. Ha habido etapas que he producido mucho por la noche, creo que por la noche se dan pinceladas que por el día no te atreves a dar. Pero por la mañana tienes una energía muy buena. Lo vas combinando, hay cuadros que los empiezo por la noche y los termino por la mañana, o al revés.

¿Y dónde?

En el estudio de Zaragoza pinto muy a gusto. He probado pintar en otros sitios y no pinto tan a gusto. Me gusta pintar con luz mala. Por ejemplo los fluorescentes tienen un índice de reproducción cromática muy bajo y eso me encanta porque luego pones los cuadros en una luz estupenda y se ven mucho mejor.

¿Dónde expones tus cuadros?

Voy variando de lugares en los que expongo. Me gusta hacer entre una o dos exposiciones individuales al año y cada tres años expongo en la galería de Fernando Latorre. La primera vez que expuse fuera de España expuse en Suiza, en Basilea, y también he expuesto en Berlín. Al estar con las galerías, ellas tienen su propio circuito de ir a ferias internacionales.

¿Quiénes son tus compradores?

Mis cuadros los compran coleccionistas de arte, instituciones, futbolistas…

José Moñú – http://josemonu.com/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies