El cómic, mucho más que un libro para niños

 

Entrevistamos a Juan Royo, economista y apasionado de los cómics. Su gran afición a los tebeos le ha llevado a escribir dos libros. Se arrancó en 2010 con “Un tratado de cómic” y en 2012 ha escrito “Un mundo en viñetas”.

 ¿Cómo se comunica a través de las viñetas?
Mediante la unión del texto y la imagen. El texto es fundamental porque complementa a la imagen aportando información necesaria para entender la historia. De hecho, los cómics realmente espectaculares lo son por el guión más que por la imagen. Pero no solo eso, en el cómic hay muchos más aspectos que influyen. En muchos casos, una persona hace el lápiz, otra la pasa a tinta, otra hace el color y por otro lado está el guionista. Todo ello debe estar muy bien organizado para que la historia se comprenda.

 ¿El cómic se puede utilizar como herramienta pedagógica?
Es una herramienta pedagógica muy buena, sobre todo, para aprender a leer. Además es aplicable a todas las disciplinas, lo que pasa es que se cae en el error de pensar que el cómic tiene que sustituir a un libro de texto y, ¡ni mucho menos! Lo bueno que tienen los cómics es que te incentivan a profundizar en los aspectos que más te interesan. Por ejemplo, medicina se puede explicar a través de un cómic pero nunca podrá llegar al nivel de concreción que un libro de texto de medicina. La ingeniería no se puede explicar a través de un cómic pero sí la profesión de ingeniero destacando las cosas más vistosas, las anécdotas…El cómic te sirve para centrarte en el tema que más te interese para después profundizar a través de los libros de texto. El cómic no pretende sustituir a nadie, pretende complementar.


 ¿El cómic es para todos los públicos?
Cómics hay para todos los públicos, lo mismo que cine, lo mismo que fotografías…Si tu pones una película de terror, esa película no es para niños. ¿Quiere decir que el cine no es para niños? No. Con el cómic pasa exactamente igual, hay cómics que son para niños y cómics que son para adultos.

¿Se asocia siempre el cómic con el entretenimiento?
Se asocia a los niños. El cómic está denostado por gran parte de la sociedad porque se piensa que o es Mortadelo y Filemón, o es para niños. No hay término medio.

 ¿Existe un mercado del cómic en España?
El mercado nacional no existe. Del cómic pueden vivir por ejemplo, Paco Roca, que es premio Nacional de Cómic, Ibáñez… pero aragoneses que trabajen para el mercado nacional solo Bernal, que trabaja para el Jueves, para diferentes revistas… Lo que ocurre es que los autores tienen que ser emprendedores muchas veces. Por ejemplo, ahora Jordi Bayarri acaba de sacar un cómic sobre Darwin. Lo ha hecho por crowfunding para poder así asegurarse la venta de todo lo que ha producido.

¿Por qué no existe este mercado?
Porque no hay demanda de tebeos. Además existen una gran diferencia entre chicos y chicas. Si hay pocos lectores masculinos, chicas menos todavía. Por otro lado, la mayoría de los dibujantes no se dedican profesionalmente a ello. Viven de la ilustración, viven del marketing, viven del diseño gráfico… Los que realmente viven del cómic son aquellos que dibujan para un mercado extranjero. En Zaragoza hay dibujantes que trabajan para Estados Unidos dibujando los superhéroes de toda la vida. En estos casos sí que se dedican profesionalmente porque tienen que hacer una página diaria, pero para el mercado nacional esto no ocurre.

 Juan Royo Abenia http://juanroyo.blogspot.com.es/ @juanroyoabenia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies