María López es CEO de BitBrain, una empresa que se dedica a la comercialización de la tecnología de interfaz cerebro-computador

Alicia Asín nos recomendó entrevistar a María por cómo en BitBrain hacen accesible y compresible la información sobre las investigaciones que realizan

¿Cómo comienza BitBrain?

Javier y yo, que somos los socios de BitBrain, trabajamos en la universidad y hacia 2008 teníamos un proyecto de investigación que consistía en mover una silla de ruedas con el pensamiento. Tuvo muchísima repercusión mediática, salió en la revista New Sciencie. A partir de ese momento nos empezaron a llamar medios de comunicación de todo el mundo. Curiosamente esas entrevistas siempre terminaban con la misma pregunta “¿cuándo sale al salir al mercado la silla de ruedas controlada con la mente?”. Nosotros nunca nos habíamos planteado investigar para luego sacar algo al mercado, pero a raíz de esta pregunta nos empezamos a plantear hacer una aplicación que pudiese usarse y que pudiera ayudar a la gente. Empezamos entonces a darle vueltas a BitBrain. BitBrain se lanzó inicialmente para tratar el déficit de atención en niños. Lo lanzamos así y cuando llevábamos tres meses se nos torció la investigación y nos dimos cuenta de que no éramos capaces de hacerlo en ese momento.

¿Y qué hicisteis?

Lo bueno que tiene una empresa pequeña es que puedes reorientar tu estrategia y nos fuimos hacia temas de memoria de trabajo y lo conseguimos. Creamos nuestro primer prototipo de Brain up, que es una herramienta que permite mejorar la memoria de trabajo en personas sanas. Ahora se está validando con pacientes de depresión. Ya estamos en condiciones de tratar a niños con déficit de atención porque con todo el conocimiento que hemos adquirido ya somos capaces de ver los ritmos cerebrales que están implicados en esa enfermedad. Ahora estamos tratando a niños con déficit de atención. Tenemos esa línea de salud, que va a su ritmo pero que va funcionando. Realmente BitBrain se montó para esa línea de salud.

¿Cómo trabajáis con los niños que tienen déficit de atención?

Nosotros lo que hacemos es detectamos unos ritmos en concreto, dependiendo de la enfermedad. Lo que hacemos es que la persona sea consciente de esos ritmos y que aprenda a cambiarlos. Le ponemos un gorro con sensores, que recoge la actividad eléctrica del cerebro,  detectamos automáticamente esos ritmos y cuando se están activando en la pantalla aparece un cuadrado en rojo entonces así el niño es capaz de saber que está activando correctamente esos ritmos y busca estrategias para activarlos. Nosotros ofrecemos la herramienta para ver que activas los ritmos pero el trabajo lo tiene que hacer la persona. Una parte muy importante que hacen los psicólogos con los niños es la parte de la motivación. Es fundamental.

¿Qué niños tienen acceso a este estudio?

No entran todos los niños. Tienen que estar bien diagnosticados y además tienen que pasar un test muy exhaustivo que les hacemos.

 

Equipo BitBrain

Pero no sólo hacéis esto…

Tenemos otra línea de trabajo que en hacer estudios de neurociencias en general. Era una línea inicialmente que nos servía para sobrevivir, seguimos teniéndola, pero nos estamos dando cuenta que lo que suscita más interés es el neuromarketing. Hay empresas que nos llaman porque quieren, por ejemplo, cambiar un logo y quieren saber si el nuevo tiene un componente más emocional que el antiguo. O que van a sacar un anuncio y quieren saber si este anuncio activa la memoria.

¿Se sabe lo que es realmente el neuromarketing?

Hoy en día en investigación de mercados tienes unas técnicas y cada uno tiene su manera de hacerla. Hablas de focus group y todo el mundo sabe lo que es. Pero en neuromarketing no hay ese conocimiento. Yo creo que lo que tenemos que hacer, desde mi punto de vista, es hacerlo accesible. Que la gente entienda lo que se puede hacer y lo que no. No se puede decir que hay un botón de compra, eso es desprestigiar al cerebro. Lo que hay que hacer es esa labor de divulgación. No consiste en manipular al consumidor sino en ofrecerle cosas que le gusten más, con lo cual en el fondo le estás ayudando. Pero desde luego, si quiere compra tu producto y si no, no. Tú vas a ayudar, vas a hacer tu marca más amigable, vas a hacer un producto más a medida pero no vas a manipular. Nosotros podemos ayudar a que la comunicación con el consumidor sea más fluida, que tu campaña sea más atractiva…pero al final, la decisión es del consumidor.

¿Está al alcance de una pyme?

Sí, las pymes que trabajan con técnicas tradicionales podrían trabajar perfectamente con neuromarketing porque los precios son similares. En tiempo somos más rápidos. Se están yendo a cuatro meses los estudios con técnicas tradicionales y ahora tenemos un estudio de 35 personas y los estamos haciendo en tres semanas.

¿Qué otras facilidades ofrecéis?

Ahora lo que estamos haciendo es vender laboratorios, para que sean nuestros propios clientes los que tomen los datos. Ellos toman los datos y nosotros se los analizamos. Esto funciona muy bien con universidades. Al hacer esto sentimos que hacemos que el neuromarketing sea más transparente porque en el momento que las universidades tengan la tecnología y puedan investigar, se conocerá más sobre neuromarketing. Hemos desarrollado un software que lo integra todo. Esto hace más transparente el proceso.

María López- http://bitbrain.es/- @BitBraintec – @mlopezBCI

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies