Miguel Frago es diseñador gráfico y tiene un estudio de diseño con Samuel Aznar llamado 12 Caracteres.
Ángel Morollón en su entrevista nos recomendó hablar con Miguel por su arte a la hora de montar todo tipo de exposiciones.

¿A qué os dedicáis en el estudio?

Nosotros trabajamos mucho en entornos de cultura y de museos. Hemos montado la Escuela-Museo de Origami de Zaragoza, también montamos exposiciones en el Pablo Serrano, en La Lonja … Es un tema interesante porque trabajas el espacio, trabajas la gráfica y en algunos casos también tienes la versión papel. Son trabajos bastante completos y muy gratificantes. Hemos estado siempre muy vinculados a la cultura pero hacemos un poco de todo realmente. Al final cualquier ámbito es interesante y se pueden desarrollar todo tipo de trabajos de diseño. Cuando tienes libertad, cuando tienes presupuesto para dedicarle tiempo… puedes hacer muchas cosas.

¿Cómo surge el estudio?

Yo empecé a estudiar ilustración y ahí hice prácticas con Samuel Aznar, que es un diseñador reconocido en Aragón. Estuve con él y después cuando se acabaron las prácticas seguí trabajando en una imprenta en la que además de tener mi primer contacto profesional estuvo bien porque aprendí muchas cosas de artes gráficas y de procesos de trabajo que luego te facilitan y te dan más libertad a la hora de tomar decisiones. Estuve un tiempo trabajando ahí y después me fui a Barcelona a seguir estudiando. Ahí estudié en EINA, en una escuela de diseño muy reconocida donde los profesores son profesionales de prestigio del mundo del diseño. Fue una experiencia increíble, aprendí un montón. Como tenía “apalabrado” con Samuel que volvería y montaríamos un estudio juntos, volví y nos montamos el estudio. Nosotros tenemos un salto generacional importante porque yo con Samuel me llevo como 30 años y al final tenemos una relación diferente que otros estudios por ese salto generacional. Nos compenetramos en unas cosas y otras. Yo he tenido la suerte de tocar proyectos que si me hubiera juntado con gente más joven o hubiera estado por mi cuenta me hubiera costado más desarrollar.

¿Diseñar es un arte innato o se puede aprender?

Es algo que se aprende y que se puede estudiar. Realmente los procesos se pueden automatizar. Llega un momento en el que encuentras una fórmula en la que te sientes cómodo. En el mundo creativo también se puede establecer un método que te facilita las cosas para llegar a un concepto. El primer paso es documentarte a saco y en ese proceso de documentación es donde realmente va a estar el éxito, yo creo. Es como mirar todo de una manera más global para luego ir al detalle, ir a encontrar la esencia. Ese es el momento en el que más se disfruta, sobre todo, cuando das en el clavo. A partir de ahí, es desarrollar el trabajo.

¿Por qué decides estudiar ilustración?

Pues mira, realmente fue bastante curioso. Yo hice bachillerato de ciencias. Yo empecé a hacer diseño porque me hacía las carátulas de los cds y de los casettes. A mi padre le gusta la fotografía y se instaló de los primeros Photoshop que hubo y yo trasteaba y como me gustaba mucho la música pues me hacía las portadas. Entonces decidí entrar en el mundo del diseño gráfico. Cuando estás ajeno a él no sabes ni lo que es, no tienes ni idea. Cuando terminé el bachiller de ciencias quería hacer algo relacionado con esto y tuve que hacer una prueba de acceso. Entonces dijeron: “en la puerta A ilustración y en la B, gráfica publicitaria”. Yo no sabía dónde ir, no sabía que diferencia había… Entonces fue cara o cruz y me fui a la parte ilustración como me podía haber ido a la otra. A ver, yo creo que el tema de los estudios es importante pero siempre he buscado y mirado por mi cuenta. El tema de los títulos y los estudios es una base muy buena pero hay que dar un paso más, tienes que tener inquietudes propias sobre el tema. Yo me considero diseñador gráfico. La ilustración la considero una técnica para desarrollar un trabajo. Yo tampoco es que sea muy virtuoso con el lápiz… Yo creo que donde mejor desarrollo mi trabajo es en el proceso de contextualizar y de encontrar una idea, es donde más disfruto. Al final, conoces todo el abanico de posibilidades y decides lo que mejor se adapta a un trabajo u otro.

¿Y qué crees que aporta el diseño gráfico?

Sobre todo, me parece que es útil para comunicar un producto o idea. Es una vía para que llegue al cliente expresando realmente el contenido que tiene que tener. Al final, lo que hace es facilitar los procesos de comunicación. El problema es que ahora lo que ocurre es que siempre se usan los mismos soportes sin pensar en el contenido que quieres comunicar. Hay que buscar el sitio donde realmente está el público. Cuesta salirte de esos clichés y tienes que intentar explicar el porqué de las cosas. Nosotros siempre explicamos todo el proceso y al final enseñamos el diseño para que así se entienda todo y el cliente comprenda por qué se han hecho unas cosas y no otras. Como siempre, depende todo del presupuesto y de cómo se puede realizar un proyecto. Siempre hay cosas más fáciles y otras que necesitan más tiempo y más desarrollo.

Miguel Fragohttp://www.12caracteres.com/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies