Natalia Royo trabaja en su taller de obra gráfica, se dedica a editar obras de artistas y obra propia en grabado y serigrafía e imparten talleres de grabado y serigrafía.

Choni Naudín en su entrevista nos recomendó hablar con Natalia Royo por su arte en el mundo de la serigrafía.

¿Cómo empezaste en el mundo del grabado?

Me fui a Barcelona a estudiar un master de diseño y allí me enganché al grabado en el taller de un artista. Decidí hacer el ciclo superior de grabado y estampación en la Escola Llotja de Barcelona y me encantó. Yo he sido siempre una persona muy inquieta y siempre he querido montar un negocio, tener mi propia empresa. En cuanto encontré lo que era mi pasión, que era el grabado y pude unirlo a tener un taller y volver de Barcelona y poder aportar en mi propia ciudad que es Zaragoza, lo hice. Quería montar el negocio y enfocarlo a dar clase, ya que puedes adquirir conocimientos por tu cuenta, pero tener un taller para editar obra en casa es muy complicado, no es como pintar un cuadro. Así que decidí montarlo para tener el taller y poder ofrecérselo a la gente. La idea es para aquellos que deciden voy a aprender aquí y además tengo el espacio para mis propios proyectos, así que lo alquilamos a otros artistas.

artinCom entrevista Natalia Royo obra en Tintaentera

El taller está decorado con tus propias obras, ¿cómo llegó tu vena artística?

En cuanto acabe el colegio ya tenía claro que quería hacer el bachiller artístico y enfocarme a ese campo. Aunque primero me interesó más el diseño de interiores, era un momento en que todo tenía mucho “boom”, el diseño gráfico, el de interiores, todos queríamos estudiar estas cosas. De hecho, cuando acabé, al principio estuve trabajando en una empresa de cocinas y luego en un estudio, y la verdad que estuve muy contenta. Pero en el 2008 llegó la caída y me fui a Barcelona a hacer el master de diseño aprovechando la situación y allí encontré el campo del grabado. Yo siempre había pintado pero descubrí el grabado. El grabado la verdad es que tiene unas posibilidades impresionantes, gráficas, visuales, de expresión, de liberación,….. y me encanta. Es un poco vocación y un poco oficio.

¿Hay que tener un don especial para poder pintar y dibujar?

Yo creo que no. Todos tenemos desde pequeños el don de pintar y dibujar.
Yo ahora que tengo una niña lo estoy viendo. Le dejas un boli o un lápiz a un niño, da igual la edad que tenga, y son libres de pintar lo que quieren o lo que sienten, no están cortados ni cohibidos. Pasamos a los colegios en los que la educación en algunos casos es muy estricta y si tienes suerte de encontrar un profesor en la asignatura de plástica que potencia mucho, como me sucedió a mí, estupendo. A mí me ayudo a desarrollar esa inquietud del arte. Pero es muy complicado y se cortan mucho las alas. La música, la pintura son la base de la creatividad y de aprender luego otros conocimientos como las matemáticas o el lenguaje. Hay tan pocas horas de creatividad en las escuelas que cortan mucho las alas a los niños. Y luego en casa tampoco se suele potenciar esas destrezas, porque interesa que saque buenas notas en matemáticas, lenguaje y en inglés. Yo creo que todo es igual de importante, pero cuesta, y es que estamos en una sociedad que no está concienciada en ello.

¿Se puede ganar uno la vida con el arte?

Yo creo que sí. Hay muchísima gente que se gana la vida con esto. No hace falta ser un artista para vivir de esto. Es muy complicado vivir sólo de ser artista, pero hay muchos oficios que ahora están volviendo a resurgir y que están relacionados con el arte, con el buen gusto, con el saber hacer. Son oficios que hay que cuidar.

Conociendo tantas disciplinas ¿por qué te decides por el grabado?

Me apunte a un taller de grabado de un artista en Barcelona. Me pareció fantástico. Me pareció muy interesante para que la gente pueda desarrollar sus actitudes más ocultas o una vía de escape de expresión. El grabado, la serigrafía, la litografía, cualquier técnica de estampación tiene un montón de posibilidades. ¿Qué me pareció también interesante? El tema de la copia. Una pieza de arte la puedes tener reproducida varias veces y eso en el mercado hoy por hoy es una buena posibilidad de venta. Para una persona que tiene gusto por el arte, pero no tiene un poder adquisitivo muy alto, no puede comprarse un cuadro de 5.000€ o 10.000€, pero a lo mejor sí que puede comprarse una reproducción de unos artistas por 500€, 600€ o incluso menos. Y el que tiene ese gusto a lo mejor prefiere esto a una lámina de las que se vende en cualquier centro comercial.
También hay reproducción digital, que también se considera obra gráfica, pero el estar en contacto con la tinta, los materiales, de mancharte, sentirlo con tus propias manos, te acerca más a la parte del diseño. Y saber que has hecho tú tu propia obra es muy gratificante.

¿Cuesta desprenderte de una obra?

Cuesta, sobre todo si el resultado cuando lo ves, a ti te gusta tanto, tanto, tanto. Te dices, ¿cómo lo vendo? Pero cuando ves que a alguien le gusta tanto como a ti, y además es capaz de pagar el precio que tú has marcado. Que no es un precio descabellado, si no tu precio, es lo que tu valoras tu obra, entonces lo vendes a gusto. Puedes acordarte incluso de quien te compró cada pieza y en qué momento. El que compra arte, normalmente, lo compra emocionado por ello.

¿Qué tipo de obras tiene más público?

Es bastante sorprendente el tema del abstracto, del no figurativo, lo que le gusta a la gente. Sobre todo por el tema del color, colores llamativos fundamentalmente. El no figurativo, lo que no se ve que es la figura, la gente termina imaginando, es más creativo. Pero es más de encargos. El artista dibuja o representa lo que está dentro de él.

¿Se trabaja mucho por encargo?

Yo todavía no. Pero es porque el figurativo es más por encargo, o cuadros para un evento, para un regalo. Yo he recibido más encargos para regalar en una boda, o regalar en un aniversario, o tengo este hueco y quiero que me hagas esta foto de mi pueblo. Pero normalmente la gente no sabe que se pueden hacer encargos.

¿Se ve el arte y el artista como algo lejano?

Hay falta de información en el tema del arte. En casa a pesar de que mis padres no se dedican ninguno a esto, siempre nos han potenciado que nos gustara el arte, el gusto artístico. Si en casa se fomenta es mejor ya que todo lo que hemos adquirido de pequeños de mayores lo sabemos expresar.
También hice el master de educación secundaria y ahí me di cuenta de lo que llega a influir el tema de la educación en todos los factores sociales, culturales y económicos de un país.

Hay una gran cantidad de población que hace ese esfuerzo, pero esto luego no se ve. Parece que el otro lado pesa más.

¿Tienes algún proyecto nuevo?

Dar talleres de serigrafía y grabado. Hemos realizado de monotipos, que es una pieza única, que es como el primer contacto con la técnica. Uno de los proyectos es ofrecer talleres ya no sólo para adultos, sino para niños, para niños con padres, para un sector específico.

Otro proyecto es colaborar con otros artistas, ir invitando a gente al taller a que puedan editar su obra aquí y también se pueda exponer y vender aquí. Y utilizar nuevos materiales como tela y no sólo papel.

¿Qué se necesita saber para acudir a estos talleres?

Depende un poco de cada taller, pero por ahora los que estoy planteando son bastante básicos, es decir, no hacen falta unos conocimientos previos de serigrafía y grabado, pero si los tienes, puedes sentirte más libre de crear. Es todo un proceso de aprendizaje. Los talleres que ofrecemos como formación continua, a lo largo de todo el año, puedes empezar con un nivel cero. Lo que quiero es personalizarlo con cada alumno.

 

Natalia Royo Tintaentera Taller de Obra Gráfica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies