Conocemos grandes empresas, o mejor dicho grandes estrategias, sin entrar en grandes teorías, vamos a mencionar algunos casos de éxito cuya estrategia es a su vez su ventaja competitiva. La diferenciación.

Según Albert Einstein ‘El principio de l a locura es creer que, haciendo lo mismo, obtendremos resultados diferentes’. No podemos estar más de acuerdo.

Pero en los tiempos que corren, no parece suficiente con ser diferente, casi es mejor ser especialista. Hay que especializarse en un sector del mercado con unas características comunes y especiales.

Diferentes por precio

Ikea. Vende muebles por todo el mundo con un coste muy inferior a su competencia y pueden hacerlo porque abaratan costes porque tu te lo llevas y te lo montas.

Turrón 1880. El turrón más caro del mundo, ese es su eslogan.

Solan de Cabra. Mucho más que agua, es el eslogan que tiene actualmente esta marca de agua mineral que vende su agua más cara que la competencia.

Southwest Airlines. Se dieron cuenta de que los tiempos de espera y la comida era lo que enfadaba más a los pasajeros, así que decidieron ser más divertidos que los demás. Y la tripulación comenzó a gastar bromas. Además bajaron coste quitando la comida de los vuelos cortos y reestructuraron los asientos en función del orden de llegada.

Diferentes por producto

Actimel. No es yogur, no es un zumo, es otra cosa. Y encima protege.

Swatch. Una marca de relojes suizos diferentes para acercarse al gran público.

Apple. Todos sus productos se destacan por su diseño.

ING Direct. Es un banco sin banco.

Galletas oreo. Ya no solo es una galleta diferente, también nos han enseñando que es una forma diferente de comerla.

Starbucks. Un mundo creado alrededor del café.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies