Resulta imposible concebir la existencia de un sistema social sin la presencia de la comunicación.

Todo comunica

Ahora sabemos que lo que las organizaciones deben suscitar es confianza.

La comunicación ha pasado de ser un área técnica a ser un área estratégica (Independientemente del tamaño de la compañía).
La necesidad de dar respuesta a los distintos públicos de interés con los que se relaciona una compañía es lo que ha constituido el hilo argumental del cambio en la comunicación de las organizaciones.

La vida focalizada en el producto-servicio desaparece.

Ahora se entiende como algo global que enlaza con la empresa a través de su valor intangible anclado en la identidad y los valores corporativos.

Una estrategia de comunicación consiste en transmitir a los públicos de interés, y a la sociedad en general, los valores y perspectivas que animan e impulsan una organización, un proyecto o unas personas.

El objetivo de esta nueva forma de hacer comunicación es construir una adecuada reputación.

“Lo único constante es el cambio”
Heráclito

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies