Existen millones de razones por las que tener un blog, por lo menos una por cada blog que existe. Pero es una tarea que requiere trabajo, autodisciplina y constancia y es esto precisamente lo primero que muestra. Sin olvidar que obliga a una labor de investigación constante y profesional.

Comunicación e información

 

Una marca tanto empresa como marca personal puede ofrecer unos productos o servicios, y esto viene en la web, pero ¿cómo conocemos realmente la empresa?  A través del blog. Es ese tipo de comunicación la que permite descubrir los valores.

Repositorio

 

Un servicio que ofrece un blog es el de almacén, lo que nos permite mantener informado sobre una temática en particular, ser el lugar donde queda plasmado toda la información y conocimiento que se tiene sobre un tema.

Crear comunidad

 

En realidad ya tenemos comunidad, pero dispersa, hay que aglutinarla. En el blog tenemos la información, el contenido; y utilizamos social media para acercarlo a nuestro público adaptándolo a cada medio, ya que cada red social influye de forma distinta en nuestra reputación.

Escaparate internacional

 

El blog en sí mismo es un valor añadido que te acerca a tu público, sin existir fronteras físicas y te permite un feedback directo. Pero al público hay que cuidarlo y además de un trabajo bien hecho y constante hay que tener en cuenta la estética. A nadie se le ocurre presentar un escaparate o un catálogo descuidado y desordenado, es lo mismo, el diseño del blog hay que cuidarlo y debe ser coherente con el contenido.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies